Por primera vez, publican un libro que reúne la obra completa de Frida Kahlo

El libro, a cargo del historiador del arte Luis Martín Lozano, que se editó en inglés, español, francés y alemán, parte de un catálogo publicado en 1988 que se amplía con toda la producción que se desarrolla entre 1924 y 1954, incluidas obras destruidas o de paradero desconocido.

Bajo el título «Frida Kahlo. Obra Pictórica Completa», la editorial Taschen acaba de publicar en tamaño XXL un libro que por primera vez reúne la obra completa de la pintora mexicana, un total de 152 pinturas que incluyen cuadros que pertenecen a colecciones privadas de difícil acceso y que invita a reflexionar críticamente sobra la producción de una de las artistas más importantes del siglo XX dejando de lado su vida personal y sentimental.

El libro, a cargo del historiador del arte Luis Martín Lozano, que se editó en inglés, español, francés y alemán, parte de un catálogo publicado en 1988 que se amplía con toda la producción que se desarrolla entre 1924 y 1954, incluidas obras destruidas o de paradero desconocido.

“Les dije (a los editores) que habría que hacer una propuesta diferente, y la propuesta fue hacer un libro que documentara por primeras vez todas y cada una de las obras de Frida, pues ante tanto libro que aborda su iconografía, su personalidad, sus amantes, sus enfermedades, sus novios, los vestidos, todos los aspectos personales de Frida me sorprendía que no había uno solo que discutiera y analizara cada una de las obras», señala Lozano.

El libro sobre la obra de Kahlo, ícono del feminismo y del arte pop, saldrá este mes en España y después llegará al resto de los países en que la editorial distribuye sus títulos.

Para el investigador, resultaba «increíble que no hubiera una investigación sobre la pintura siendo que la pintura es el motor de todas estas emociones y sensibilidades de Frida Kahlo”, según declaraciones al diario El Sol de México.

Sus pinturas representan aspectos de una vida dramática: un aborto y la imposibilidad de tener hijos; dolor corporal debido al accidente de tránsito que sufrió a los 18 años y le dejó secuelas de por vida; su tempestuosa relación con el artista mexicano Diego Rivera, así como muchos amantes más, hombres y mujeres, incluyendo a León Trotsky, y sus grandes celos, ya que Rivera le fue infiel repetidamente, inclusive con su propia hermana.

Con la investigación que se inició para este libro fue posible ubicar varias obras nuevas de Kahlo que se encontraron recientemente en las subastas y cuadros perdidos que la autora hizo para participar en exposiciones internacionales, pero sin información clara y verídica, e incluso se incluyó el registro de dos piezas que se quemaron en incendios.

El texto también incluye ilustraciones y bocetos, cartas, notas periodísticas -como la portada del diario La prensa en la que aparece la boda de la artista y Rivera en 1929- y fotos de su niñez que fueron tomadas por su padre, Guillermo Kahlo, fotógrafo profesional y pintor aficionado de naturalezas muertas que influyó en su obra.

La publicación reúne también cartas de Kahlo y su medio hermana Margarita en la que hablaban sobre «el significado simbólico de las plantas y las frutas y del jardín del Edén, que nuestro cuerpo es como una flor que tenemos que cuidar porque fue arrancada del paraíso», explica Lozano, en declaraciones a la cadena pública británica BBC News.

Por otra parte, el libro revela el compromiso intelectual de Kahlo con los desarrollos en el mundo del arte, contradiciendo la idea de que su obra era solo influencia de su encuentro con Rivera en 1928, o era una expresión autodidacta e instintiva.

Sus pinturas revelan la investigación y los experimentos de la artista en los movimientos artísticos, desde la juvenil interpretación mexicana del modernismo, del estridentismo, pasando por el cubismo y luego el surrealismo.